CUANDO TODO CAMBIÓ MILNER, DONNA

Nota media 6,73 Bueno 11 votos 4 críticas

Resumen

Cuando Natalie Ward recibe la noticia de la enfermedad terminal de su madre Nettie, no duda en regresar a su pueblo natal, en la pequeña localidad canadiense de Atwood, tras más de treinta años de ausencia. En el largo viaje de autobús que emprende desde Vancouver, rememora su idílica infancia y los acontecimientos que en 1968 le cambiaron la vida, y la de su familia.Entonces ella vivía en la granja familiar con sus padres y sus cuatro hermanos varones. Pero un caluroso día de julio, al entrar el joven River por primera vez en su jardín, comprendió que todo cambiaría. River, que representaba un mundo libre de conservadurismos opuesto a lo que había vivido hasta entonces, entró a trabajar en la granja y se ganó en poco tiempo el cariño de la familia y especialmente la admiración de Natalie. Pero, a partir de ese momento, también se empezó a tambalear su estable vida familiar

4 críticas de los lectores

5

Resulta contradictorio como una escritora que, a todas luces, sabe escribir, se diluyera en una historia como la narrada. La primera mitad es dispersa y no te deja ningún sentimiento de atracción. Ya para la segunda mitad, la escritora se concentra, de forma apresurada y arrolladora, en una historia extraordinariamente trágica y algo descabellada. Salvo por Nettie y Boyer, que son buenas figuras en la historia, no te encariñas con los personajes, especialmente por la protagonista que parece un poco errática e infantil. No le pongo un mal puntaje a la novela, porque considero a Milner buena escritora, solo que no supo enfocar la historia.

hace 4 años
5

Para mí ha sido una pena, que una novela tan bien narrada y escrita, desembocara al final en un tremendo folletín que hasta "Cristal" y "Los ricos también lloran" parecen de broma. La narración tenía el empuje y el enganche necesarios para ser una gran obra, y una buena historia de familia; pero la precipitación, y una gran cantidad de situaciones mal resueltas, la han llevado a caer en una profunda e insalvable sima. Una auténtica lástima, ya que muchos de sus pasajes están plagados de una extraordinaria belleza, y de una notable y gustosa esencia. Lo dicho: una pena, ya que había material de sobra para haber dejado realmente huella.

hace 5 años
5

Natalie debe volver al lugar en el que nació y pasó su primera juventud, pues su madre está a punto de morir. Han pasado más de treinta años desde que marchó definitivamente de allí, y ahora, alternando capítulos en el presente con los del pasado, Natalie rememora su idílica vida familiar en una granja lechera en las afueras de Atwood, en Canadá: la vida y trabajo diarios, la relación con sus padres y sus tres hermanos -en especial con Boyer, su hermano mayor-, hasta que una serie de acontecimientos destruyeron su familia.
La verdad es que es bastante entretenida y la historia en sí no estaría mal si no fuese por lo repetitivo que resulta estar leyendo constantemente frases tipo “cuando todo cambió”, “tendría que haberme dado cuenta”, etc., y así hasta mitad del libro. Y cuando ya por fin nos enteramos de qué fue lo que cambió drásticamente su vida, Natalie ya ha llegado -en la actualidad- junto a su madre, y otra serie de circunstancias hacen que toda la familia se reconcilie y “fueron felices y comieron perdices”. Y diciendo esto tampoco revelo nada porque la trama tiene su intríngulis.
A mí no me ha cuadrado de ninguna manera que la protagonista, que según se lee el libro se aprecia como una persona psicológicamente herida, de repente, casi de la noche a la mañana, cambia radicalmente y llena de buenos propósitos se reconcilia con todo el mundo. Me ha resultado una historia inverosímil, la experiencia me dice que en la vida real las cosas funcionan a otro ritmo.
Aunque había leído buenas críticas sobre la novela mi opinión no es muy positiva. Es una historia de secretos familiares que, a pesar de que a ratos se me ha hecho repetitiva, en general es amena y de fácil lectura. Yo no la recomendaría, aunque sí creo que hay un tipo de público al que le puede gustar.

hace 5 años
6

Historia bien escrita, muy agradable de leer. El argumento es un poco rebuscado y exagerado pero se pasa un buen rato leyéndola. Me ha gustado la manera de describir la forma de vida de una familia de granjeros en los años 60. Lo recomiendo si buscas una novela entretenida y con algo de suspense.

hace 5 años