CORAZON DE NAPALM USÓN, CLARA

Nota media 7,69 Muy bueno 13 votos 2 críticas

Resumen

Premio Biblioteca Breve 2009. En 1984 Fede acaba de cumplir trece años: ya no es un niño, aún no es adulto, sólo es un problema. Se ha escapado de la casa de su padre y su madrastra, dispuesto a vivir intensamente emulando a su héroe Sid Vicious. Pronto entiende que su lugar está junto a su madre, de la que nada sabe desde hace un año. Su aventura transcurre en paralelo con la de Marta, una pintora alocada de hoy, que ve con ironía y escepticismo la trastienda del mundo del arte y la posibilidad de ser feliz. Corazón de napalm es la conmovedora historia de amor de un niño por su madre, una novela contemporánea con resonancias clásicas, un Edipo de nuestro tiempo salpicado con pequeñas dosis de comedia de enredo. Clara Usón mantiene al lector en vilo con estas dos narraciones enlazadas en un final sorprendente. La dosificación de la ternura, el uso del humor en las situaciones más duras, el ritmo ágil y la originalidad son ya señas de identidad de Clara Usón, pero su mayor logro literario es la creación del memorable personaje de Fede, un niño que elabora su propia interpretación del mundo para sobrevivir al caos familiar y la lleva hasta sus últimas consecuencias.

2 críticas de los lectores

6

Aunque la vida pueda ser una caja de sorpresas, hay ciertas cosas que como lector me resultan rechinantes y que me llegan a sobrepasar. Y es lo que me ha sucedido con esta aceptable novela; en el que el complejo de Edipo se eleva como un globo hinchable descontrolado imposible de sujetar. Mediante una prosa efectista pero no memorable, Clara Usón confluye por dos vías ferroviarias aparentemente distintas, que nos acercan a un mismo punto de destino de resultado predecible. Sin ser mala, tampoco me pareció notable. Consiguió el Premio Biblioteca Breve del año 2009, sin apenas despeinarse.

hace 1 año
8

Novela y autora que me han sorprendido muy gratamente. Se desarrollan dos historias que se van alternando. Por un lado están los capítulos narrados en tercera persona, en los que conocemos a Fede, estamos en Santander en 1984 y tiene 13 años. Adolescente problemático, arrastra un pasado complicado en Barcelona, con padres drogadictos y un fuerte complejo de Edipo. Fede se ha escapado de su casa porque no soporta a la mujer de su padre y no quiere ir al estricto internado suizo al que pretenden llevarlo. Se intercalan los capítulos protagonizados por Marta y narrados en primera persona. En ellos nos situamos en Barcelona en el año 2006, Marta es una pintora muy crítica con el mundo del arte actual y escéptica con su propia vida, que sobrevive dando clases y haciendo retratos en las Ramblas. Durante años fue la mano ejecutora de los cuadros de un famoso pintor. Dos personajes totalmente distintos y vidas que nada tienen que ver, pero que acabarán confluyendo. Me ha gustado mucho la prosa de la autora, como escribe y describe a los personajes, como se pone en la piel de cada uno y en general la coherencia que tiene toda la novela. Parte de la sorpresa final se me ha hecho previsible y creo que el desenlace es muy precipitado, no obstante mi valoración sigue siendo positiva. Muy recomendable.

hace 3 años