CIELOS DE BARRO CHACÓN, DULCE

Nota media 7,53 Muy bueno 78 votos 13 críticas

Resumen

Un joven pastor es acusado de cometer un triple asesinato en el cortijo extremeño donde sus familiares han trabajado como sirvientes durante generaciones. Su única defensa será el testimonio sin fisuras de su anciano abuelo, que revelará una brutal historia de intriga, sometimiento, erotismo y venganza, de la que amos y criados son a la vez testigos y protagonistas. En una época en que la Guerra Civil hizo jirones la existencia de vencedores y vencidos, el relato de un viejo alfarero que no se rinde a la injusticia abrirá heridas aún sin cicatrizar y cuestionará los regios cimientos morales de la aristocracia rural española. Galardonada con el Premio Azorín de novela en 2000, Cielos de barro es una obra apasionante, escrita con la inteligencia propia de quien domina el difícil arte de atrapar con una historia. Una novela imprescindible para comprender el pasado de un país maltrecho, que hubo de rescatarse como pudo de sus propios horrores.

13 críticas de los lectores

5

Aunque es un libro bien escrito, incluso con párrafos literarios brillantes, en pocos momentos me he sentido incorporado a la trama de una novela que se pierde en mil personajes que invitan a enredarse en la trama argumental de la obra. Reconozco también mi hartazgo con tantos libros ambientados en la Guerra Civil.

hace 6 días
10

Hay ocasiones en que la fortuna te sonríe y pone un libro en tus manos que desearías olvidar haber leído nada más terminarlo,no por malo, ni mucho menos,sino porque quiseras poder volver a disfrutarlo como si fuera la primera vez...y esto es precisamente lo que me ha sucedido con Cielos de Barro.Si Delibes y Cela hubieran escrito un libro juntos,se parecería mucho a este.24 horas me ha durado,24 horas en las que me he visto absorbida por completo por esta historia de señoritos y sirvientes,por esta trama tan bien trazada que nos conduce pasito a pasito, como el lento andar de ese anciano Antonio que encierra toda la sabiduría del mundo en sus sencillas palabras,a través de una historia plagada de secretos y mentiras,a cada cuál más desolador según se nos van descubriendo,hasta un final que pone la puntilla a todo ese cúmulo de injusticias prolongadas a través de los años y de dignidades contenidas,presas de las circunstancias,que cuando se permiten el lujo de aflorar, aunque sea por un instante,siempre es para peor.Destacar sin duda el magistral uso del lenguaje que hace Dulce Chacón,elemento diferenciador por excelencia de los dos "bandos"que existen en esta novela...el monólogo de Antonio,dando respuesta a las preguntas de su interlocutor,el comisario, al que en ningún momento se le da voz, es una pequeña joya en sí mismo...mientras lo leía,casi todo el tiempo con el estómago encogido por la rabia y la impotencia que me trasmitía su relato,tuve claro que este sería uno de los libros que sin duda pasarán a formar parte de los imprescindibles en mi biblioteca,y que seguro volveré a leer en un futuro.Para mí,un 10.

hace 1 año
8

Una buena novela que nos retrotrae a la España rural anterior a la Guerra Civil. Es la España de los cortijos, en la que solo había vasallos que se dejaban la piel, y nobles o señoritos que los explotaban. Está narrada de una forma muy singular: Por un lado desde un pasado, y por otro desde la voz sabia y monótona de un rústico alfarero que es interrogado por la policía para esclarecer un terrible crimen. Esta voz árida es lo más destacable; y cada vez que aparece enriquece el texto de una forma intensa e inapelable. Tiene bastante de "Los santos inocentes" de Delibes.

hace 1 año
7

Excelente narración sobre cuatro crímenes sucedidos en un cortijo extremeño y en el que se acusa a un pastor. La escritora describe la historia contándola de dos formas distintas, el relato de un anciano a un comisario y la historia como tal. Muy recomendable.

hace 4 años
9

Excelente novela coral donde la auténtica protagonista es la tragedia de las gentes que desfilan por un cortijo extremeño anclado en la España profunda. Asistimos a un análisis crítico de una sociedad rural, que abarca desde la República a los tiempos de posguerra. El dominio latifundista de los señoritos sobre sus siervos a través de abusos, secretos, miedos y chantajes, condiciona el determinismo de unas vidas que se revelan inútilmente. Si la historia, que se inicia como una novela de intriga policiaca, nos atrapa por la caracterización de los personajes (que recuerdan a los de Delibes en algunas ocasiones) y por un argumento estremecedor, no es menos cierto que nos sorprende por el uso de una original técnica narrativa. Chacón nos ofrece una visión caleidoscópica de los hechos con dos voces narrativas, en primera y tercera persona, que graduan la información de forma magistral para conformar una historia absorbente. La adecuación dialectológica (de edad, geográfica, social...) de los personajes, el dominio del relato oral y el uso de modismos y comparaciones populares dotan a la novela de una coherencia y harmonía textual poco comunes. Sólo al final, después de recorrer el drama colectivo de tres generaciones, sabremos quien es el asesino. Genial. No quiero dejar de leer nada de lo que haya publicado esta escritora.

hace 5 años
6

El monólogo del protagonista es una delicia.Cuanta sabiduria la de los hombres del campo y del pueblo,sabiduria de la vida,de las enseñanzas recibidas.Duro de leer en ocasiones,pues era la realidad de nuestro pais,hace no tantos años.Lo recomiendo.

hace 5 años
9

Ambientada en la España rural la autora nos presenta la historia de un crimen cuádruple, y para ir desentrañándolo, como dos madejas se alternan los capítulos: en unos un entrañable alfarero ya anciano le relata a un inspector, al que nunca oímos, su versión sobre el crimen y siempre acaba perdiéndose en sus recuerdos; en los otros capítulos se va narrando en tercera persona la historia de una familia aristocrática (los "señoritos" del cortijo) desde el pasado hasta el presente, en que al final del libro las historias de las dos "madejas" convergen.
El libro nos muestra una imagen impresionante, real y cercana de esa España rural en guerra, la postguerra, la división de clases entre amos y sirvientes, amores y odios, injusticias…. Hay una gran cantidad de personajes bien encajados en el "puzle". También tiene ese toque de intriga que te hace estar expectante hasta el desenlace final. Escrita con poesía y ternura, con un dominio de las letras soberbio. Muy buena novela.

hace 5 años
10

Mi primer contacto con la autora, y no me ha dejado indiferente. Es la historia de un drama rural, cuya trama se desarrolla en dos relatos paralelos, y no és hasta el final que el lector puede adivinar todo lo acontecido. Los protagonistas son los campesinos, su miseria y los "señorios", existentes en las zonas rurales de España. El estilo de Dulce Chacon sabe dar la esencia tipicamente rural, que les corresponde a los personajes, lo que sirve para introducirse de lleno en la vida de estos, punto de partida para ser testigos de lo sucedido en los momentos anteriores y durante la guerra civil, y sus consecuencias. Muy recomendable

hace 6 años
10

Tengo muy buen recuerdo de este libro, me encantó, se hace muy corto....

hace 6 años
8

Buen libro, buena historia, bien escrito y bien contado.... ¿Qué más se puede pedir...?

hace 8 años
10

ya la han leído todos a mi alrededor, tierna, triste ,maravillosa

hace 8 años
8

Fantàstico,una historia contada de una forma diferente, como si te engancharas a una radionovela de las de antes,le he puesto mucha imaginaciòn a los personajes,para mi toda una esperiencia.

hace 8 años
10

LO HE LEIDO DE UN TIRÓN. MARAVILLO.

hace 9 años