CAEN ESTRELLAS FUGACES GIL ROMERO, JOSE e IRISARRI, GORETTI

Nota media 7,88 Muy bueno 24 votos 12 críticas

Resumen

El cielo de Madrid se tiñe de rojo sangre... El firmamento parece venirse abajo. Pero este solo es el primero de una serie de sucesos extraordinarios. A lo largo de dos intensos días de septiembre de 1859, dos personajes opuestos llevarán a cabo la investigación de estos fenómenos. Él es un hombre huraño y cínico, aferrado a la razón, antiguo investigador de falsos milagros que ya no cree en nada; ella, una joven vidente que puede percibir lo que la razón niega pero que vive atemorizada por inquietantes visiones. Su aventura les conducirá hasta los infiernos, la ciudad de abajo, surcada por pasadizos ocultos; y también a los cielos, sobre los resbaladizos tejados. Juntos, recorrerán ese siglo XIX que se debate entre la fe y la ciencia, la luz y la oscuridad. Allí, donde acechan los monstruos, una singular belleza brilla junto a lo siniestro.

12 críticas de los lectores

Cuenta la tradición que si pides un deseo al ver pasar una estrella fugaz, éste se cumple. Sin embargo, en Caen estrellas fugaces la tormenta solar que se produce una noche de septiembre de 1859 acompañada del manto rojo sangre del cielo no presagia nada bueno y nadie lo sabe mejor que Elisa Polifeme.
También conocida como la Divina Elisa, Elisa Polifeme, vidente invidente, se dirige lo más deprisa que puede a la cárcel del Saladero. La noche anterior tuvo una visión espantosa durante una sesión espiritista: en la cárcel estaba a punto de ocurrir una masacre y se ve en la necesidad y obligación de avisar para evitarlo, pero cuando llega es demasiado tarde, la cuenta atrás ya ha comenzado, y, además, se verá involucrada en los acontecimientos posteriores sin haberlo previsto, ya que su visión no le había revelado esta información.
En un Madrid cambiante, que será un protagonista más y que se debate entre la fe y la ciencia, la luz y la oscuridad, los autores (José Gil Romero y Goretti Irisarri) desarrollan una historia al más puro estilo cinematográfico a caballo entre lo sobrenatural y lo mundano, el misterio y lo cotidiano… donde nada es lo que parece ¿o sí? Para averiguarlo tendrás que acompañar a Elisa y al resto de personajes (un abogado del diablo, un cura, un ángel, un gigante, un conde…) en la aventura.
Una novela muy original y sorprendente. (Sandra C. Jarén, 17 de agosto de 2017)

hace 1 mes

Estupendo!!! Muy recomendable, lo único negativo que se hace corto.

hace 2 semanas
9

Cuando me dieron la oportunidad de leer este libro lo iba a rechazar, pues no me llamaba nada la portada, pero leí la sinopsis y me convenció. A día de hoy, estoy contenta de haberlo hecho, porque ha sido un libro que me ha sorprendido gratamente y me ha encantado. El libro lo conseguí a través de la página de edición anticipada, no lo pude conseguir en papel, lo leí en digital, el problema que tuve es que no supe poner el libro en mi ebook por lo que lo he tenido que leer a través del móvil, y con la pantallita del móvil, se me ha hecho bastante difícil, además, cada vez que salía de la página donde leía (mi perfil de edición anticipada), cuando volvía a acceder era desde el principio y tenía que buscar la página donde me había quedado. Caen estrellas fugaces es el primer thriller histórico que he leído, a pesar de que me costaba ponerme a leer, por tener que ponerme desde el móvil, cuándo me ponía a leer no podía parar me atrapaba. También, es lo primero que leo de estos autores y la verdad es que me han sorprendido mucho su forma de escribir, no he sabido distinguir que parte escribía José ni cuál Goretti. Otra cosa que me ha gustado mucho de la novela, es que, aunque está ambientada en 1859, al describirte un lugar, te decía que es lo que habría años después, por lo que te ayudaba a saber de que zona de Madrid te están hablando. Aunque tenemos dos personajes principales que nos van llevando durante toda la historia a caballo entre la lógica, de la mano de Leónidas, y el mundo de las mediums, de la mano de Elisa, nuestra medium invidente. Hay que destacar la fuerza de estos dos personajes y de varios que conforman la historia, y lo bien construidos que están. Estoy deseando que salga el siguiente libro, porque han dejado varios frentes abiertos y estoy deseando que ver como se solucionan.

hace 1 mes
6

Buscaba un libro DIFERENTE y lo encontré. Los personajes, los escenarios, el ambiente histórico, todo lo hace una gran novela, que nos saca algo de la monotonía literaria en la que, al menos yo, estaba sumido... Así que ANIMO A LEERLO Pero hay algo que no puedo dejar de comentar...no me gustan los libros que NO ACABAN. Los libros tienen que acabar y si se quiere hacer sagas perfecto, estos personajes lo merecen, pero las historias no pueden dejar tantas líneas argumentales a la espera de ser continuadas. Eso no. Porque además me suena a que los escritores piensan más en el mercantilismo que en la literatura, hecho que aún siendo la lógica de este mundo, me resisto a creer de estos. Dicho lo dicho, y que es algo previsible, es una novela diferente que sin duda merece ser leída, porque te engancha desde el principio y te ilusiona. Bien escrita y narrada. SI QUEREIS ALGO DIFERENTE AQUÍ TENEÍS ESTA NOVELA

hace 1 mes
8

Un cielo teñido de rojo, surcado de rayos que no culminan en tormenta, un ser descubierto en una cárcel que parece ser un ángel al que han arrancado las alas. Así da comienzo Caen Estrellas Fugaces, con un prólogo que sirve para hacernos entrar en situación casi al instante, con una revelación final que te atrapa con tanta fuerza, que es imposible no devorar una página tras otra. Tras ese inicio que hace que agarres con más fuerza el libro, inmerso de lleno en el misterio, llega la presentación de los personajes principales, o con más peso dentro de la novela, cada uno de ellos introducido de formas diversas, pero todas con impacto. La primera es Elisa Polifeme, la adivina ciega que causa sensación en la alta sociedad de Madrid gracias a sesiones de espiritismo, como la que sirve de entrada en el primer capítulo. En ese ambiente de ricos, aburridos y curiosos, que se reúnen para jugar con fuerzas que no entienden, narrado con fluidez, descrito de forma precisa pero sin resultar pesado, llegando incluso a escuchar el golpear de la mesa al mismo tiempo que se desarrolla la escena. Borracho, adicto al láudano, tullido a causa de una enfermedad. Leónidas Luzón tiene, no obstante, una primera aparición que mostrará mucho sobre el otro gran protagonista de la historia: inmerso en un duelo a causa del maltrato a un perro, que ni siquiera es suyo. Duelo que también sirve para presentarnos al Conde Del Fierro, un hombre de métodos crueles, pocos escrúpulos y el claro antagonista de la obra. El discurrir de los tres se cruzará y entrecruzará a medida que se desarrolla la historia, gracias sobre todo a los sucesos del prólogo y a la aparición de ese ángel caído en la carcel de Saladero. Allí terminará Leónidas Luzón, arrestado tras su duelo, reencontrándose con su anterior amigo Gabino Echari, vicario de la sede episcopal, que acude a la prisión en busca de respuesta. Las visiones de Elisa la empujan en esa misma dirección, impulsada por una amenaza de sangre y muerte. El ángel caído, Nadya, inicia un motín de la prisión tras su primer encuentro con Elisa y Luzón, que termina con la muerte de numerosos guardias y presos, marcando el final a la introducción de los personajes. La segunda parte de la novela toma lugar con la búsqueda de Nadya por las calles de Madrid. Del Fierro lanza tras ella a una pareja de matones, al mismo tiempo que un nuevo personaje, el inspector Granada del Cuerpo de Seguridad Pública, se encarga de la investigación sin a aceptar ayuda externa. Por su parte, Luzón va en busca de respuestas, rememorando sus tiempos de abogado del diablo al servicio de la Iglesia, encargado de comprobar, y desmontar, los milagros o actos inexplicables relacionados con la religión, acompañado de Elisa. El contrapunto de los dos personajes supone uno de los pilares sobre los que se fundamenta el libro: Luzón hombre racional, prácticamente un ateo, Elisa una mujer afectada por sucesos que no puede explicar. Una dicotomía que se hará extensible al propio libro, donde lo real y lo irreal, lo racional y lo inexplicable tendrán cabida a medida que recorremos el Madrid del XIX en busca del ángel caído fugado. Desde teatros abandonados con antiguas actrices retiradas, a sanatorios de reputación siniestra, un intenso deambular a través de una ciudad que respira, se expande, y donde las revelaciones se entremezclan con misterios, con mentiras, hechos del pasado que vuelven, retorcidos secretos. Cada respuesta que se nos presenta, abre la puerta a nuevas preguntas, la más importante de ellas la realiza el propio Luzón, ¿qué es la Sociedad Hermética? Nombre que sale a relucir en más de una ocasión, entre logia y sociedad secreta, con aficiones oscuras, métodos brutales y con una influencia que llega hasta la misma Isabel II. El tandem literario de Jose Gil Romero y Gorretti Irrisari, no solo cumplen en su debut literario, nos dejan una novela notable, con una enorme facilidad para dejar atrapado al lector desde sus primeras páginas, con una narrativa ágil que no se hace pesada en ningún momento. En mi caso, solo fue necesario el prólogo para no soltar el libro durante los escasos dos días que necesité para terminarlo. El misterio del ángel caído, de la mujer sin alas, sirve como introducción a una esplendida historia de misterios, de una búsqueda de la verdad en un ambiente, el del Madrid del siglo XIX, que esta dotado de un realismo tal, que uno acaba caminando por las mismas calles y plazas que los personajes. La ciudad deja de ser el escenario donde se desarrolla la historia, convirtiéndose en un protagonista más, que crece y respira, que al igual que los de carne y hueso, guarda sus secretos y sus rincones oscuros. La mención de calles, plazas, barrios y lugares emblemáticos, incluso para los que no somos madrileños ayuda a la hora de ubicarnos en la acción y, al igual que la inclusión de nombres conocidos de la época, escritores, artistas notables, le dotan de un mayor realismo. Un realismo que en más de una ocasión chocará de frente con sucesos, actos, que no tienen una fácil explicación. Un contraste que refleja muy bien el contraste entre Luzón y Elisa, los personajes que adquieren mayor relevancia con el avance de la trama, y cuya relación enriquece aún más la novela. La única pega, si se le puede llamar así, llega al finalizar el libro, por esa necesidad de saber más, de conocer como sigue la historia, y continuar adentrándose en los misterios de Madrid y de la Sociedad Hermética. Tras leer esta primera novela, solo puedo decir que tengo muchas ganas de tener cuanto antes la segunda.

hace 2 meses
10

"Caen estrellas fugaces" me parece una obra brillante. Me ha encantado. Me lo leí en tres días, no podía dejar de leer. Los personajes son una maravilla. No veo la hora de que los autores saquen otra novela.

hace 2 meses
5

Mucho fuego de artificio, mucha tramoya, mucho disfraz, para una trama pobre y cientos de veces escrita.

hace 2 meses
9

“CAEN ESTRELLAS FUGACES O DE MADRID AL INFIERNO DE POLIFEMO” Cuando Ulises y Odiseo arribaron a la isla de los cíclopes se toparon con el gigante Polifemo, que devoró a varios de sus hombres haciendo prisioneros a los demás. Los aventureros tuvieron que urdir una calculada estratagema para finalmente poder huir de aquellas peligrosas tierras. Primero emborracharon a la descomunal criatura con un barril de vino, para posteriormente atravesar su único ojo con una lanza. Así, Polifemo quedó a ciegas, para posteriormente ser engañado. Los cautivos pudieron finalmente liberarse y abandonar aquel paraje. Aunque la venganza de Polifemo (hijo de Poseidón) en forma de maldición, les perseguiría en su viaje. Al igual que Polifemo, Elisa, nuestra heroína, es engañada y clama venganza. Lo que sus ojos no pueden ver lo suplen el resto de sus sentidos, afinadísimos todos ellos, incluido el metasensorial. Acompañaremos a Elisa por un tiempo convulso que todavía se lame las heridas del alzamiento popular contra Napoleón. El personaje principal de “Caen estrellas fugaces” se adivina desde un primer momento que no es de carne y hueso, sino inmaterial. Fluye a los vaivenes de su destino, demuda a todos los personajes que pululan por sus calles en penumbra. Vientos del cambio acompañan a las almas apesadumbradas que intentan sobrevivir a un mundo, que se torna nuevo y que sorprende a calzón quitado a sus parroquianos. Si Ruiz Zafón nos brindó el mejor crisol posible del Siglo XX con la tetralogía literaria de “El laberinto de los espíritus”, Jose Gil Romero y Goretti Irisarri nos pintan el Madrid de la segunda mitad del Siglo XIX, de lo que es, y sobre todo, de lo que será. Son guías de una ciudad que derriba sus murallas para extenderse entre campos de cultivo, viejas fábricas y campos en desuso. El narrador utiliza para ello su omnisciencia para exponernos no solo el estado presente de la capital, sino lo que deparará su futuro, tanto en acontecimientos históricos y políticos como, y esto es seguramente lo más interesante, en la modificación, ensanche, demolición y vuelta a construir de una ciudad viviente, según los gustos de la época y sobre todo, de las necesidades del momento. También nos muestran unas apariciones estelares, “actores invitados”, que mejor no desvelar, pero que engarzan perfectamente con el fluir del momento. Madrid ciudad de acogida de inmigrantes sin recursos en busca de nuevas oportunidades pero también refugio de actores, políticos y escritores que con mayor o menor fortuna se van granjeando un nombre, un salario y sobre todo, un lugar en la Historia. En una ciudad donde todavía la luz eléctrica no ha recluido a las sombras nocturnas a las esquinas más recónditas, aparece el leviatán en múltiples formas. Dicen que de Madrid al cielo, pero aquí los autores han pensado que es mucho más divertido llevarnos al infierno, que no será de Dante, pero si Del Fierro, que como nos acompaña hasta nuestros días en las figuras de los poderosos sin alma, viste guante de seda, pero en puño de hierro. Y sí, también, a hierro mata, dejando la segunda parte del refrán para una futura ocasión. Es un Madrid que vive la noche con recelo, cautela e inseguridad. Solamente el chuzo del sereno, que ni siquiera caerá de punta, tranquiliza a las pobres almas que se azoran por llegar al hogar antes de que la noche traiga a los demonios a clavetear su pezuñas por las adoquinadas calles, jalonadas de tahúres, pelanduscas, borrachuzos y demás caterva de malandrines. Aunque una categoría más infecta de criminalidad se mueve por salones alfombrados, palcos exclusivos en teatros de postín, calesas relucientes y hoteles de rechupete. Hoy en día la luz lo inunda todo, ya no hay apenas sótanos oscuros con secretos inconfesables. El subsuelo está asaeteado por cientos de kilómetros de líneas de metro, aparcamientos, túneles para coches y un alcantarillado que tiene mejor mantenimiento que los setos de El Retiro. El misterio se repliega cada vez más, en una sociedad de la “posverdad” (moderneces del lenguaje que parece que la RAE va a adoptar como un hijo pródigo) que limita el contacto con lo sobrenatural e incluso con lo natural que nos circunda. Nada nos apasiona, nada nos importa. Pasamos de puntillas por lo que Madrid nos ofrece. El neón nos deslumbra, el ruido nos enloquece, y con ello nos aislamos en nuestras cajas de cristal. El Madrid que nos pintan en esta novela es abierto, chismoso, inquieto, ilusionante, lleno de ganas por medrar y salir a “portagayola”. Se interactúa con tenderos, boticarios, churreros, modistas. Se llenan los teatros y los bares. Se habla en voz alta. Se discute de lo divino y de lo humano en los cafés que exudan literatura por doquier. En definitiva, es el latido de una ciudad que quiere formar parte de la modernidad y que, sin saber cómo, avanza a trompicones hacia el futuro. Somos testigo de los primeros vestigios de la moderna técnica policial al estilo europeo. Métodos forenses incluidos, (C.S.I Matritensis). El desarrollo de la sanidad desde el “chicoparatodo” del barbero a la especialización médica reglada. El alcantarillado público quiere sanearse y regularizarse también. Algunos piensan en llevar el agua a las casas. (Incluso agua caliente, ¡válgame Dios!). Mientras tanto, en cárceles, arrabales de las afueras, buhardillas, hospicios y bodegas de mala muerte, la pestilencia sigue contagiando a sus moradores. Respecto a la trama de la novela, baste con leer la sobrecubierta, aquí no haremos desvelos inoportunos de lo que el lector disfrutará a través de sus páginas. Valga decir que hay correrías nocturnas, emboscadas, pesquisas policiales, descubrimientos escabrosos, maleantes enrabietados, y una sociedad hermética que parece que lo tiene todo muy bien atado para lograr sus fines más secretos. Se agradece que no lastre la novela ni romanticismos forzados ni giros deslumbrantes de la manga que restarían seriedad al resultado final. Quedamos deseosos de ver cómo evolucionan los personajes y su tablero de juego. El Madrid de 1859 se mueve de día y de noche, lejos quedan todavía los tiempos de la “movida madrileña”, pero este siglo XIX para el tándem “Romero & Irisarri asociados” trae movidas muy truculentas. Tengan el candil siempre cerca, es posible que lo necesiten. NOTA: 7,5 GUSTARÁ: A aquellos buscadores de lo oscuro en sótanos y subsuelos abandonados que disfrutan de Madrid como su casa, y se interesan por la historia de su ciudad. NO GUSTARÁ: A aquellos que prefieren el ” Thriller bookseller de moda” y que rehúyen de tramas y personajes más cercanos a nuestras costumbres y maneras.

hace 2 meses
10

El cielo de Madrid se tiñe de rojo sangre… El firmamento parece venirse abajo. Éstos párrafos están en la contraportada del libro y con sólo leerlos, ya intuyes que te adentrarás en una apasionante lectura. Septiembre de 1859, una aurora boreal surca el cielo de Madrid y lo tiñe de rojo, todo hace prever que algo oscuro va a acaecer. A partir de ese momento, empiezan a suceder cosas extrañas que nadie se explica, el más sorprendente la aparición de alguien en el patio de la cárcel del Saladero, nadie comprende cómo ha podido llegar allí y de dónde ha salido, pero parece ser que ha caído del cielo. Junto a varios personajes: el abogado del diablo Leónidas Luzón, el conde Alonso Del Fierro, la vidente Elisa Polifeme, el comandante Melquíades Granada, el vicario Gabino Echarri…, y unos cuantos más…, nos adentraremos en una historia con muchos misterios y qué cada uno de ellos tienen algún secreto oculto y que poco a poco iremos descubriendo en el devenir de la historia. Descubriremos asociaciones secretas, amores, crímenes…, todo ello unido a un sinfín de misterios y algo que se enconde en los subsuelos de Madrid, que te hace estar pegado a la lectura hasta saber cómo se resolverá todo. Destaco la gran documentación recabada por parte de los autores para escribir esta historia, el paseo que das desde el Madrid de 1859, hasta la actualidad, porque te van narrando como eran sus calles, sus plazas, sus barrios, casas, monumentos …, y cómo será años después. "Caen estrellas fugaces, silba la verde hierba. Pisan suave las sombras ocultas, murieron las promesas de los cielos azules" En resumen, una novela magistral, que tienes que leer despacio para empaparte de todo lo que se cuenta en ella, con un final trepidante y que en sus últimas páginas, no puedes despegar la mirada de sus hojas por mucho que quieras. Un libro que recomiendo sin lugar a dudas.

hace 2 meses
10

"Caen estrellas fugaces" es una novela de misterio ambientada en el Madrid de 1859. Los autores nos transportan a ese Madrid que lucha por empezar a dejar atrás esa ciudad arcaica para intentar ser en unas décadas una capital de referencia en Europa. En este momento histórico, el lector se sentirá como si hubiera cogido una máquina de tiempo y será un invitado de lujo junto a personajes del momento como José Osorio, Bécquer, un jovencito Pérez Galdós y hasta la mismísima Reina Isabel II, entre otros. Pero "Caen estrellas fugaces" es sobretodo misterio en letras mayúsculas. Desde las primeras páginas y de la mano de unos personajes magistralmente definidos, principalmente Leónidas Luzón y Elisa Polifeme, el lector se verá envuelto en un halo de misterio que le acompañará a lo largo de la historia. En definitiva, una novela de intriga excelentemente ambientada, adictiva, ágil y que hará las delicias de quienes se adentren a descubrir los infiernos humanos, las Sociedades secretas y el deseo de poder. Una historia de las que dejan huella y mucha 'resaca literaria' ya que mi mente aún está en ese Madrid junto al León Luzón y la Divina Elisa.

hace 2 meses
9

Todo comienza una noche de 1859, cuando, de repente, una aurora boreal surca el cielo de Madrid dejando tras su paso su color rojizo, como un presagio de los hechos que van a acontecer, dejando sorprendidos a sus habitantes. A partir de ese momento, se suceden una serie de extraños acontecimientos: un raro ser aparece en el patio de una prisión, grupúsculos que actúan en la sombra para conseguir sus oscuros fines... como si un resorte pusiera en marcha una serie de mecanismos de los que seremos testigos durante la lectura de esta novela. Nos vamos a encontrar con unos personajes bien definidos como el ex abogado del diablo Leónidas Luzón, el malvado Conde Alejandro del Fierro, el inspector Melquiades, la vidente Elisa Polifeme etc... todos ellos representando muy bien el papel que le han otorgado los autores del libro y, donde mucho de estos personajes, valen más por el pasado que se les adivina y por lo que ocultan, que por lo que realmente aparentan. Hay que destacar también otro personaje fundamental del libro, y no es otro, que la propia ciudad donde se desarrolla la historia. No sólo el Madrid de 1859, sino también, y gracias a la gran labor de documentación de los autores, al Madrid que será (seremos testigos de las obras que remozarán su aspecto, la curiosidad del origen del nombre de algunas de sus calles, así como, de lugares dentro de la misma), tanto a ese Madrid de la superficie como el Madrid subterráneo, que oculta grandes secretos y de gran importancia para la trama. En conclusión, una gran novela donde se mezcla la novela negra, la intriga, el misterio, lo fantástico, la mitología, el ocultismo, los inicios de la ciencia forense y el folklore. Todo ello ligado de forma magistral por los autores que harán que disfrutemos de esta gran historia, y que nos dejarán con ganas de leer su continuación.

hace 2 meses
10

Caen estrellas fugaces de José Gil Romero y Goretti Irisarri es una novela de ensueño. A través de sus páginas recorreréis ese viejo Madrid del siglo XIX del que únicamente quedan grabados o fotografías en blanco y negro, soñaréis, y conoceréis personajes entrañables y maléficos que os sumergirán en un Madrid que poco tiene que envidiar al Londres de Jack el Destripador. La historia comienza una noche de 1859. Pero no es una noche cualquiera… Es la noche en la que el evento Carrington llega a su máximo apogeo. ¿Qué ocurrió? Una gran tormenta solar tiñó los cielos de rojo, destruyó los cables del telégrafo y originó auroras boreales en toda Europa. Esa noche la gente se resguarda aterrorizada en sus casas. Y al día siguiente mientras unos chismorrean sobre lo ocurrido, Elisa Polifeme, una renombrada vidente, tiene una espantosa visión: algo terrible va a suceder en la prisión del Saladero y ha de intentar evitarlo. Su ceguera no será ningún impedimento porque es una mujer muy valiente y hay muchas vidas en juego… Al mismo tiempo que ella, llegan a la prisión Luzón, un abogado del diablo que ahora pasa sus días de taberna en taberna y su antiguo compañero, el Vicario general Echarri. Ellos van a investigar algo que ha caído del cielo en medio de la tormenta y que tiene en jaque a los guardias de la prisión y llegará a preocupar seriamente al temido conde del Fierro. Así comienza este libro. Un “ave raris” que mezcla con maestría géneros tan dispares como la novela histórica, el thriller y la novela gótica, y en la que destaca una cuidadísima escenografía. Al poco de empezar a leer os veréis sumergidos en un Madrid en el que todo es posible: crímenes, romances, rituales de iniciación de sociedades secretas… Madrid está creciendo no sólo en su superficie sino también en el subsuelo. La construcción del sistema de alcantarillado desterrará más de un secreto… Pese a estar ambientada en el siglo XIX, las mujeres tienen un gran protagonismo en la historia. Son mujeres “rebeldes” que no se conforman con ser bonitos “floreros” y amas de casa. Luchan con denuedo por salir adelante cada día. En el caso de Elisa, superando el terror que le causan sus visiones, en el de Nadya luchando por su vida y su libertad y en el caso de Remedios, luchando contra las encorsetadas normas de la época porque es una mujer muy adelantada a su tiempo. Una novela cautivadora. La trama, los personajes, el amor por los libros y muchos misterios por resolver harán que no podáis dejar de leer. Aunque os recomiendo que leáis despacio y disfrutéis de los sorprendentes cameos que encontraréis en cada capítulo y también de ese Madrid que pasó de ser un pueblo a la ciudad cosmopolita que conocemos hoy en día. Un libro que me ha encantado. Tanto que jamás volveré a ver el Paseo de Recoletos igual porque a partir de ahora estará cubierto por un cielo rojo, estrellas fugaces y condes a caballo.

hace 3 meses