Nota media 7,8 Muy bueno 14 votos 4 críticas

Resumen

Años atrás, Ana Tramel fue una brillante penalista a la que se disputaban los mejores despachos. Un oscuro suceso en su pasado cambió su vida y ahora pasa sus días entre recursos administrativos en un mediocre bufete, ahogándose en un vaso de whisky. Pero su vida da un vuelco cuando su hermano Alejandro, con el que no habla desde hace cinco años, la llama angustiado. Ha sido detenido por el asesinato del director del Casino Gran Castilla. Ana pide ayuda a su jefa y vieja amiga, Concha. Necesita la estructura y recursos del despacho para llevar adelante una defensa en la que tiene prácticamente todo en contra. Acompañada de un peculiar equipo (un viejo investigador, una abogada novel y un becario ludópata) se enfrentará a las grandes empresas del juego.

4 críticas de los lectores

9

Es una historia muy bien trabajada. El libro te mantiene todo el tiempo enganchado. El personaje es bastante peculiar.

hace 3 semanas
10

El mejor libro que he leído este año y que me daba se terminara a pesar de sus ochocientas hojas. Muy recomendable, te engancha desde el principio y el personaje central es increíble.

hace 1 mes
9

Ana es un personaje que te atrapa desde la primera página. Es una mujer imperfecta, fuerte y débil a la vez, con sus miserias y sus alegrías. Es un libro, que a pesar de tener más de 800 páginas se hace muy ameno. La lectura es ágil y la historia engancha. A pesar de relatar dos juicios, con su fase de instrucción incluída, no se hace nada pesado. Al contrario, la historia tiene gancho y te deja con ganas de más. Los personajes secundarios también resultan muy interesantes y terminan de complementar la historia. Ana es la primera novela para adultos de Roberto Santiago y creo que ha dejado el listón muy alto. En su escritura se nota que es guionista porque ha sabido imprimir en la historia un ritmo propio de una serie de televisión, de hecho creo que no tardaremos en ver esta novela en la pequeña pantalla. La recomiendo sin dudarlo.

hace 2 meses
7

He dudado bastante sobre el número de estrellas que darle a esta novela. Y es que si bien es cierto que engancha bastante y que te tiene toda la trama atrapado, queriendo siempre saber más, y que además sabe perfectamente cómo hacer que cada capítulo termine con un cliffhanger muy bien buscado, también lo es que le sobra paja. Y mucha. Es un libro que podía haberse reducido perfectamente en 100 páginas o más sin haberse perdido nada. Por otro lado la licencia literaria que se toma el autor en los distintos juicios que se relatan con el famoso "protesto, señoría", "la pregunta no es pertinente, protesto" etc es algo que a quienes conocemos el sistema penal español nos hace mucha gracia ya que esa forma de preguntar a la americana es absolutamente impensable en nuestro país. Sin embargo también es verdad que dota a la historia de mucho juego. Se acepta. Lo que ya se acepta menos (no quiero entrar en spoilers) es ese deux ex machina que hace que al final... bueno, no sigo. Tendrás que leerlo tú mismo para averiguarlo.

hace 3 meses