ALGÚN DÍA NO ES UN DÍA DE LA SEMANA AGUIRRE, SOL

Nota media 7,33 Muy bueno 3 votos 1 críticas

Resumen

A mi lado hay dos señoras-chicas de cuarenta y pico con pinta de tener la casa superordenada. ¿Cómo es esa pinta? Pues van conjuntadas, planchadas, peinadas y hablan bajito. Me juego un ojo a que dejan cada cosa en su cajón, doblan perfectamente la ropa dentro de la bolsa del gimnasio y llevan unos neceseres tan completos como cuquis. Son de esas a las que yo admiro en el vestuario mientras embuto mi ropa sucia hecha una boñiga dentro de una mochila que siempre es demasiado pequeña y en la que nunca hubo un peine porque me paso los dedos por la melena y me quedo tan ancha.

Mientras tecleo en mi portátil, intento adivinar qué echaré más de menos cuando me vaya de Nueva York e intuyo que serán mis paseos con Marina, las cenas con las chicas sobre el césped de Bryant Park, las pizzas de Eataly frente al Flatiron Building, las charlas interminables a la puerta del metro, las risas descontroladas. Y, sobre todo, echaré de menos a quien yo soy aquí, así que espero visitarme de vez en cuando.

1 críticas de los lectores

8

Muy entretenido. Lo leí precisamente antes de ir a Nueva York y me gustó imaginarme a la protagonista caminando por sus calles y viviendo todo lo que vivía. Una manera de escribir divertida, con personalidad y grandes dosis de risas. Tan real como la vida misma.

hace 1 año