¡ABSALÓN, ABSALÓN! FAULKNER, WILLIAM

Nota media 7,96 Muy bueno 28 votos 3 críticas

Resumen

Quentin Compson ­vástago del linaje cuya ruina se describe en «El ruido y la furia»­ recrea, con la ayuda de su compañero de habitación de Harvard, los obstinados esfuerzos de Thomas Stupen para regir una gran plantación y fundar una dinastía. La destrucción y el fracaso son la conclusión final de una historia de violencia, orgullo, incesto y crimen. En una carta dirigida a Harrison Smith —el editor en 1929 de El ruido y la furia— fechada un jueves de agosto de 1934, es donde empezamos a tener las primeras noticias de esta novela: «… Tengo un título para ella que me gusta, dicho sea de paso, ¡Absalón, Absalón!: la historia de un hombre que quiso tener un hijo a fuerza de orgullo, que tuvo demasiados, y al que sus hijos destruyeron». Este germen de su obra lo terminó Faulkner en Mississippi el 31 de enero de 1936. «Es una historia torturada y una tortura escribirla» le espetaría a su editor y amigo Ben Cerf. Faulkner siguió pensando la novela incluso después de haberla terminado. Escribió una ordenada cronología. La genealogía incluía a diecisiete personajes y volvería sobre ello para nuevamente añadir a mano más detalles. Luego incorporó un mapa del condado de Yoknapatawpha y dibujó el Tallahatchie al norte y el Yoknapatawpha al sur, biseccionando verticalmente el condado con el ferrocarril de John Sartoris... Identificó cuidadosamente veintisiete lugares. Incluyó la extensión del condado y su población, y luego escribió: «William Faulkner, único dueño y propietario». Catorce años más tarde, en 1950, la concesión del Premio Nobel de Literatura constató que Faulkner era, es y seguirá siendo uno de los Maestros de la Literatura Universal, modelo de generaciones de escritores y lectores en todo el mundo.

3 críticas de los lectores

8

Ya hacía tiempo que no me enfrentaba a una novela tan compleja y densa. Es indiscutible la enorme calidad literaria que tiene la obra y tampoco se puede negar la gran influencia que Faulkner ha tenido en generaciones de escritores posteriores (por ejemplo, he visto en esta novela muchas similitudes con el estilo de Antonio Muñoz Molina) pero también tengo que reconocer que me he aburrido y se me ha hecho pesada en muchas ocasiones. La lectura es lenta y dificultosa, (no ayuda nada que el texto esté repleto de paréntesis, son tan numerosos y, en ocasiones, extensos que hacen que se pierda continuamente el hilo de la narración). El argumento es intrincado (aunque al final queda todo claro) y también es un dramón de mucho cuidado, si no fuera por la literatura no desentonaría en un culebrón sudamericano. ¿Ha merecido la pena tanto esfuerzo? Yo diría que sí pero no me lo preguntéis dos veces

hace 3 años
8

Con este libro descubrí al autor, era una forma de escribir desconocida para mi, lo leí por primera vez con unos 15 o 16 años, me abrió las puertas a otras formas de escritura

hace 3 años
8

Faulkner nos muestra la decadencia de la familia Sutpen. Historia contada por cuatro personajes directa e indirectamente relacionados con los Sutpen. Estos narradores reconstruyen los acontecimientos que rodean a la familia en el sur estadounidense. La novela gira alrededor del racismo, el amor, la venganza y el honor. Ciertamente recomendable.

hace 7 años